Calidad en los sombreros de Jipi

Calidad en los sombreros de Palma de Jipi

Los sombreros Jipa Japa son reconocidos en todo el mundo por varios motivos pero sin duda el más importante es: el proceso de elaboración tan especial que tiene y la calidad que le aporta esa confección artesanal.

Entrando más en detalle, como bien dice el nombre del sombrero, se trata de un artículo confeccionado con las hebras de las palma. Y, por lo tanto, la calidad del mismo está muy relacionada con ellas. Es más, esa calidad se definirá por cuántas veces haya sido rayada la hoja de palma a la hora de confeccionarlo. Cuanto más rayado esté, mejor será. Concretamente, “de primera calidad” se consideran los sombreros hechos con la palma que se ha rayado dos o más veces y “de cuatro partidas” los mejores, los que más se han rayado y tienen un resultado más fino.

Pero existen más factores a tener en cuenta. También podrás saber si tu sombrero Jipi es de buena calidad mirando cuántos círculos tiene en el interior de la copa y por el acabado del mismo. Sin olvidar la flexibilidad del producto.

Una de las pruebas a las que se somete un sombre de palma de Jipi es: enrollarlo y pasarlo a través de un anillo (argolla) y si es un sombrero fino debe regresar a su estado inicial (En Jipijapa Hats no recomendamos realizar esta prueba). ¿Tienen algún daño? ¿Alguna arruga? – Si es de buena calidad estará impecable. Eso sí, tendrás que tener en cuenta que tu sombrero puede sufrir daños. Por lo tanto, lo mejor es fijarte en los acabados y en la textura del mismo.

 

Cómo se consigue una buena calidad en un sombrero de palma de Jipi

 

Lo que consideramos que le aporta más calidad al sombrero de Jipi es el cómo está elaborado.

Estos sombreros se confeccionan en un pueblo de origen Maya llamado Bécal, en el estado de Campeche, todavía muchos habitantes de esta comunidad se dedican a este proceso artesanal, y en él se seleccionan las hojas de la planta palma de Jipi, se deshidratan en un horno de azufre y después se tejen en una cueva con humedad (ya que esto favorece a la flexibilidad final del producto). Hay algunos sombrero que se tardan en “fabricar” entre una semana y un mes y esto se refleja en el resultado final del sombrero Jipi. Al final, se trata de un producto artesanal confeccionado con mucho cariño  y cuidado para conseguir un tejido perfecto, flexible y de buena calidad.

Cada etapa de la producción es importante y suma en el resultado final. En resumen podríamos destacar que:

  • El corte del cogollo es muy importante. Es lo primero que se hace y hay que tener en cuenta que  el cogollo tiene que estar maduro para que el sombrero salga bien. Así que, una buena selección es fundamental.

  • El rayado para formar las hebras es otra de las etapas más importantes, ya que con ellas se teje el sombrero.

  • El blanqueado consiste en conseguir que las hebras se “encorchen” para conseguir las conocidas hebras de huano. Éstas son muy importantes y de ellas dependerá la calidad del mismo.

  • Después se seleccionan las hebras según el grosor. Cada grosor deberá destinarse a una parte del sombrero.

  • Y por último la confección del sombrero que dependerá de que todas las etapas anteriores estén bien hechas. Sin olvidarnos de que se necesita conocer bien la técnica de confección. Cada parte del sombrero se teje con una técnica diferente. Un buen conocedor de todas ellas hará un sombrero de palma de Jipi especial, único y de calidad.

Diferentes calidades del sombrero de Jipi

  • Compartir publicación

Deja un comentario